WERNER SE CONSAGRÓ CAMPEÓN EN LA CLASE 3 DEL TN

El volante entrerriano se consagró Campeón 2017 en la Clase 3 del Turismo Nacional luego de finalizar por delante de Moriatis en el Autódromo de Rosario. Werner consiguió el título a bordo de un Fiat Linea. Alejandro Bucci es el campeón de Clase 2, con un Ford Fiesta Kinetic.

Luego de muchos años, Mariano Werner volvió a gritar campeón a nivel nacional. Pasaron 10 años desde que el piloto entrerriano consiguiese su ultimo título, que se dio en la Formula Renault en la temporada 2007. Sin embargo, más allá de la carencia de festejos consagratorios, Werner siempre fue protaginista en diferentes categorías y finalmente el desahogo llegó en el Turismo Nacional, la categoría espectáculo del automovilismo argentino.

Una seguidilla de roturas de motores lo había hecho pensar en continuar en la divisional. Pero Edgardo Porfiri, cabeza del equipo, lo convenció para que siguiese. El team repasó el Fiat Linea a nuevo, Mario Riva trabajó en los propulsores y Mariano Werner hizo lo suyo, como en aquella carrera de Posadas, donde partió desde el último puesto y alcanzó la victoria en una remontada histórica. Ese éxito le valió para estar celebrando su consagración en el podio.

“Fue una carrera increíble. Tuvimos que pelear sobre el final con Emanuel y lo pudimos contener. Esto es mérito de todo el equipo, que no se cansó de trabajar, y de Fido, quien me convenció para seguir con un auto que ya está desactualizado para la categoría”indicó el campeón.

En la competencia, tras la partida, Facundo Chapur (Peugeot 208) se colocó al frente de la fila con Juan Pipkin (Chevrolet Cruze) asediándolo y Norberto Fontana (Chevrolet Cruze) expectante detrás. Pero un golpe del bahiense dejó maltrecha la parte trasera del Peugeot y el paragolpes rozaba el neumático trasero izquierdo.

En la segunda vuelta, Pipkin se tiró a pasar, Chapur se defendió y Fontana también entró en la pelea, perdiendo posiciones los dos de Chevrolet con Adrián Chiriano (Ford Focus), Julián Santero (Ford Focus) y Leonel Pernía (Honda Civic).

Por el campeonato, Larrauri quedó delante de Werner. Pero la rotura del neumático delantero izquierdo en los primeros giros lo obligó a ingresar a boxes y despedirse de la pelea por el título, por lo que la pugna por el 1 quedaba para Werner (8º) y Emanuel Moriatis (12º).

Adelante, en tanto, la lucha era encarnizada. Pipkin se tocó con Santero y Fontana, Chiriano y Pernía aprovechaban para ganar posiciones. Atrás, Werner perdía con Sebastián Gómez (Chevrolet Cruze), tras un leve toque, y quedaba en el octavo lugar, justo delante de Moriatis, en un mano a mano por el campeonato, ese que defendió con uñas y dientes y definió a su favor.

También Te Puede Gustar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *